Pruebas

BMW XM del 2023, con una ingeniería excelente y bien elaborada

El BMW XM del 2023 es un SUV de lujo de alto rendimiento completamente nuevo. Este utiliza un sistema de propulsión híbrido enchufable y un estilo llamativo para definir un nuevo segmento para sí mismo. En términos de tamaño, se sitúa entre el X5 y el X7 en la gama BMW.

Aunque busca rendimiento para justificar su insignia M, el acabado y las características del XM llevan su estatus de lujo al nivel de los modelos de gama alta de BMW.

Estilos y opciones

Para el 2023, el XM está disponible en un modelo único que ofrece abundantes características de serie. Como un panel de instrumentos digital configurable que se extiende por el salpicadero y se conecta a la pantalla de infoentretenimiento. Creando una amplia pantalla curva. En muchos aspectos, el XM sienta las bases del diseño futuro de BMW, tanto por dentro como por fuera.

Tren de potencia

El capó del XM alberga un motor V8 de 4,4 litros con doble turbo asistido por un motor eléctrico integrado en la transmisión automática de ocho velocidades. Según la EPA, tiene una autonomía totalmente eléctrica de alrededor de 50 km. La potencia combinada es de 644 CV y la tracción total es estándar.

Estilo interior

Cualquier comprador familiarizado con el interior de un BMW moderno, especialmente el X7, notará muchas similitudes en el XM. Esa similitud sin duda ayuda a facilitar la familiarización, pero también resta algo de especialidad al XM dada su naturaleza lujosa.

Afortunadamente, el XM cuenta con el nuevo sistema iDrive de BMW, que presenta una nueva estructura de menús y gráficos fáciles de leer. Está repleto de información y opciones de ajuste. Puede llevar tiempo dominarlo por completo, pero la mayoría de las funciones básicas son fáciles de encontrar.

Otra similitud con el X7 es la facilidad de acceso

  • Las puertas del XM se abren ampliamente y los asientos no presentan obstáculos para ingresar.
  • Los asientos traseros están muy espaciados, lo que permite entrar al XM antes de girar y sentarse en el asiento reclinado.

La posición de conducción es otra característica que el XM comparte con el X7

  • Es más erguida y elevada de lo esperado, pero una vez en movimiento, el XM logra parecer y sentirse más pequeño de lo que es.

La única queja que tengo en cuanto a la visibilidad exterior son los retrovisores exteriores, que son demasiado pequeños para un SUV tan grande.

Además de eso, el XM cuenta con:

  • Un control preciso de la temperatura interior gracias al climatizador.
  • Asientos delanteros con funciones de masaje, calefacción y ventilación

Sin embargo, las funciones de masaje y ventilación brillan por su ausencia en los asientos traseros, a pesar de las aspiraciones de lujo del XM como SUV.

A pesar de su longitud, el XM, que solo tiene dos filas de asientos, tiene una capacidad de carga relativamente pequeña. Con 18,6 pies cúbicos. Asimismo, el XM ofrece menos espacio de carga que un Volkswagen Golf GTI (19,9 pies cúbicos), BMW X5 M (33,9 pies cúbicos) y Lamborghini Urus (21,8 pies cúbicos).

Un obstáculo adicional para el XM es su alto piso de carga

Lo que dificulta la carga de objetos grandes como cochecitos modernos. El almacenamiento interior para los pasajeros de los asientos delanteros se limita en gran medida a la consola central.

La almohadilla de carga inalámbrica y los portavasos se pueden ocultar detrás de una puerta retráctil, y los compartimentos de las puertas del XM son de tamaño considerable.

El detalle destacado de los asientos traseros relativamente planos del XM es lo fácil que es enganchar una silla infantil. El amplio espacio para las piernas y las amplias aperturas de las puertas facilitan la carga incluso de la silla de automóvil más grande, y los puntos de anclaje son de fácil acceso.

Tecnología

El XM muestra algunas de las últimas innovaciones de BMW, que son bastante impresionantes. El conjunto de avanzados sistemas de asistencia a la conducción de BMW puede ser un éxito o un fracaso en cuanto a su rendimiento, pero en este caso son un acierto.

Cuenta con un Asistente de Autopista opcional de BMW, el cual facilita incluso el uso de manos libres a baja velocidad cuando las condiciones lo permiten. El sistema de infoentretenimiento puede llevar algo de tiempo aprenderlo, pero en general me quedé impresionado con el funcionamiento del nuevo sistema iDrive de BMW.

El asistente de voz virtual activado por voz de BMW también supera a la mayoría de los sistemas de control por voz en la forma en que responde y en su capacidad para cambiar fácilmente configuraciones como el climatizador.

BMW va más allá con la integración de smartphones Android. Los usuarios de Android pueden emparejar rápidamente sus teléfonos con el automóvil y las indicaciones de navegación aparecen en el cuadro de instrumentos del conductor como indicaciones giro a giro.

Tanto Android Auto como Apple CarPlay son inalámbricos en el XM, y el SUV cuenta con carga inalámbrica y USB-C. Mi modelo de prueba también tenía el sistema de audio opcional Bowers & Wilkins.

Me pareció bastante impresionante y capaz de eliminar la mayor parte, si no todo, el ruido de la carretera y los neumáticos del XM.

Seguridad

Entre las ayudas a la conducción y los elementos de seguridad de serie se incluye:

  • Control de crucero adaptativo con función de parada y arranque.
  • Sensores de fatiga y alerta de enfoque.
  • Protección de colisión previa (elevadores y techo solar).
  • Asistencia de mantenimiento de carril y asistencia de cambio de carril.
  • Detección de punto ciego.
  • Alerta y mitigación de colisión frontal.
  • Advertencia de salida de carril.
  • Cámara de visión periférica.
  • Sensores de estacionamiento delanteros y traseros.
  • Asistente de estacionamiento.
  • Reconocimiento de semáforos.
  • Advertencia de tráfico cruzado.
  • Luces altas automáticas.

En carretera

Poner una insignia M en un BMW implica que el vehículo debe superar altas expectativas. Hasta cierto punto, el XM logra cumplir esas expectativas gracias a una ingeniería impresionante y minuciosa.

El XM logra acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos y cubrir el cuarto de milla en 12,1 segundos a más de 114 km/h, a pesar de su impresionante peso en vacío de tres toneladas.

Pero esas cifras se quedan cortas en comparación con lo que se puede lograr en un BMW X5 M. El gran peso del XM es su mayor y más decepcionante inconveniente.

Como híbrido enchufable, el XM puede ofrecer en ocasiones una aplicación suave tanto de su potencia eléctrica como de la interna. Encontré que las transiciones entre ambos sistemas son más suaves una vez que se alcanza la velocidad, pero menos refinadas a velocidades más bajas, especialmente al arrancar desde una parada.

Incluso con toda su impresionante ingeniería, el XM parece tener ventanas estrechas de funcionamiento en las que todo se siente bastante bien.

Las intenciones deportivas del XM casi llevan a la anulación de su intento de ser un SUV de lujo.

Los muelles de acero utilizados por los ingenieros de rendimiento de BMW M son tan rígidos que arruinan por completo la calidad de conducción en cualquier superficie que no sea perfectamente lisa.

Las cosas mejoran un poco a velocidades de autopista, pero el XM se siente comprometido debido a que su gran peso requiere una suspensión firme para mantener los movimientos del cuerpo bajo control.

Los niveles de ruido interior también están en el límite de lo aceptable para un SUV de lujo, con un rugido casi constante de los neumáticos y altos niveles de ruido ambiental de la carretera.

Los asientos delanteros contribuyen en gran medida a suavizar la rigidez del XM.

Aunque ofrecen una amplia gama de ajustes y un acolchado mullido, no se ven ni se sienten particularmente especiales. A pesar de su longitud, el XM es solo un SUV de dos filas.

Conclusión

Al igual que con el arte o la alta costura, el BMW XM te encantará o simplemente no te gustará. La inteligente ingeniería que respalda al XM es la gracia salvadora del vehículo, ya que los elementos de estilo, rendimiento y lujo que definen al resto de este modelo M justifican la experiencia por sí solos.

Precio: Desde US $159,995

Consumo: 12 mpg ciudad – 17 mpg carretera

To Top