Deportivas

El debut del Alpine A424 en la categoría principal de los hiper autos es inminente

Alpine está acelerando los preparativos para su próximo LMDh diseñado para la categoría principal de Hypercar del Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA (FIA WEC).

El A424, resultado de una colaboración sin precedentes entre los departamentos de diseño y competición de Alpine, sigue la visión presentada en las 24 Horas de Le Mans.

Este prototipo representará la deportividad de Alpine mientras compite contra los grandes nombres del automovilismo deportivo a partir del próximo año. Su estilo único se destacará por sus firmas luminosas con gran personalidad.

Además de su pureza y dinamismo innegables, este prototipo también será el primer Alpine en ingresar a la era híbrida en esta disciplina.

Un inicio exitoso

Después de varios meses de estudio y pruebas, el motor del Alpine A424 se está acercando a su configuración definitiva gracias al trabajo en conjunto con Mecachrome. El V6 turbo de 3.4 litros, que tiene una potencia de 500 kW (675 CV) de serie y está acoplado a una caja de cambios Xtrac, llegó recientemente a los talleres de Oreca para ser integrado en el primer chasis de A424.

Una vez en Signes, se enfocaron en finalizar el montaje, validar los sistemas eléctricos, electrónicos e híbridos, y los procedimientos operativos del A424.

El vehículo se encendió por primera vez el miércoles 5 de julio a las 12:15. El motor cobró vida por primera vez, revelando su música como recompensa a los esfuerzos de todos los equipos involucrados y marcando el comienzo de la fase de desarrollo.

Al mismo tiempo, el equipo realizó sus primeras sesiones de simulación, trabajando en la validación de la coherencia del modelo simulado del A424, su software y sus neumáticos, antes de llevar a cabo un estudio realista de sus configuraciones preliminares para las primeras sesiones de pruebas en pista.

También aprovecharon estos dos días para simular los procesos de carrera, incluida la configuración, los datos, la telemetría y la comunicación.

Continúa el desarrollo

El resto del verano se dedicará a las etapas iniciales del desarrollo del A424, comenzando con dos pruebas de rodaje. La primera se llevará a cabo a principios de agosto para probar el concepto y asegurar el funcionamiento correcto de los sistemas.

En la segunda quincena de agosto, se llevará a cabo una segunda prueba con la carrocería en su etapa inicial de definición.

Después de estas primeras vueltas, se organizará la primera sesión de pruebas, seguida de varias sesiones a lo largo de la segunda mitad del año en varios circuitos de pruebas, como el Circuito Paul Ricard, Motorland Aragón, Jerez y Portimão.

Para asegurarse de tener armas competitivas a nivel mundial, Alpine se ha asociado con expertos en sus respectivas áreas: Oreca para el chasis, Mecachrome para el motor, el equipo Signatech de Philippe Sinault para las operaciones en pista y los ingenieros de Alpine Racing.

Con un auténtico espíritu de competición, todos trabajarán para alcanzar los objetivos en cada etapa de la transformación del A424, mejorando su confiabilidad y optimizando su rendimiento semana tras semana.

En cada conducción, se prestará atención a estos aspectos clave y a la puesta a punto del A424 para afrontar la dura competencia en la nueva era dorada de las carreras de resistencia.

Al mismo tiempo, se darán los primeros pasos hacia la homologación en colaboración con la FIA e IMSA. Estos procesos serán muy importantes, ya que establecerán las definiciones técnicas del automóvil, con algunas excepciones definidas por regulaciones muy estrictas.

Desde el anuncio de su entrada en la categoría principal el 5 de octubre de 2021, la marca Alpine ha estado acelerando su carrera contrarreloj, con solo 215 días para el primer evento en Qatar el 2 de marzo de 2024, una carrera de 1,812 kilómetros.

To Top