Noticias

emblemas clásicos para los Mercedes-Benz de larga distancia

Si posees un Mercedes-Benz con un elevado kilometraje puedes obtener uno de los emblemas clásicos. Foto: Mercedes-Benz Japón

En la industria automotriz, los compradores son premiados por ser fieles a una marca, ya que la mayoría de ellas buscan que esos clientes mimados continúen adquiriendo sus nuevos modelos. Sin embargo, Mercedes-Benz busca ser la excepción a esta regla, ya que está entregando emblemas clásicos a propietarios de vehículos con un alto kilometraje y a aquellos que han mantenido el automóvil por un período prolongado.

Sorprende saber que el programa de recompensas por kilómetros recorridos existe desde los años 60, pero fue recién este año que Mercedes-Benz Japón comenzó a aceptar solicitudes.

Emblemas clásicos para tu Mercedes con alto kilometraje

¿Cómo participar? Debes inscribirte en la página web oficial de la empresa y programar una verificación del automóvil en uno de los concesionarios autorizados. Si todo está correcto, el concesionario contactará al propietario para obsequiarle el emblema clásico, un certificado de autenticidad y una carta de agradecimiento, así de sencillo.

El programa ha estado activo desde hace tiempo en el país nipón y algunos automóviles incluso son presentados en la página web de Mercedes Benz, junto con sus orgullosos dueños.

emblemas clásicos

Se ofrecen varios diseños de la icónica estrella de tres puntas, dependiendo de la distancia recorrida por el vehículo. Foto: Mercedes-Benz

Se entregan varios diseños de la estrella de tres puntas, según los kilómetros recorridos por el automóvil y el tiempo en posesión del propietario. En Japón, los hitos para obtener el emblema van desde los 100,000 hasta 1 millón de kilómetros, o si han sido dueños del automóvil durante 10, 20 o 30 años. En Estados Unidos, los hitos van desde 155,000 hasta 1 millón de millas.

Se dice que el récord fue establecido por un taxista griego llamado Gregorios Sachinidis, quien tuvo un Mercedes-Benz 1976 W115 240D con más de 4.6 millones de kilómetros. Adquirió el sedán en 1981 cuando ya tenía 220,000 kilómetros en apenas cinco años. La leyenda narra que cambió el motor dos o tres veces antes de que el automóvil fuera retirado al museo de Mercedes en 2004 en la era de DaimlerChrysler. Como muestra de agradecimiento por su fidelidad, Sachinidis recibió las llaves de un nuevo C-Class C200 CDI.

To Top