Pruebas

Mercedes Benz AMG GLB 35 del 2024, un SUV que transmite seguridad y solidez

El GLB es el segundo SUV más compacto dentro de la amplia gama de vehículos utilitarios de Mercedes-Benz. En términos de dimensiones, es un poco más grande que el pequeño GLA y algo más pequeño que el GLC de tamaño mediano, que se ubica debajo de los modelos GLE y GLS, más grandes y lujosos.

Al ser parte de su categoría, el GLB tiene un precio más asequible (para un SUV coupé de lujo), aunque renuncia a las características y acabados de alta gama de los modelos superiores.

El Mercedes-Benz GLB del 2024 es un SUV de lujo de cinco plazas. Una tercera fila opcional añade capacidad para dos pasajeros adicionales de tamaño infantil, recomendable solo para trayectos cortos.

Variantes 

Existen tres versiones disponibles del Mercedes GLB del 2024: GLB 250, GLB 250 4Matic y AMG GLB 35.

El AMG GLB 35 que experimenté, aparte de contar con un motor más potente, incluye ajustes de rendimiento de serie como:

  • Tracción total 4Matic.
  • Transmisión automática de doble embrague
  • Ocho velocidades
  • Modos de manejo Dynamic Select
  • Suspensión adaptada
  • Llantas de 19 pulgadas de diseño AMG
  • Sistema de audio Burmester
  • Techo solar panorámico
  • Cámara de 360 grados
  • Volante multifunción revestido en cuero con paletas de cambio de aluminio.

Grupo motriz

El GLB 250 y el GLB 250 4Matic están dotados de un motor turboalimentado de 2.0 litros y cuatro cilindros que genera 221 caballos de potencia y 258 libras-pie de torque, con el apoyo de un sistema híbrido suave.

Ambos modelos emplean una transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades.

El GLB 250 envía la potencia a las ruedas delanteras, mientras que el GLB 250 4Matic utiliza un sistema de tracción total.

El GLB 35 AMG presenta una versión de alto desempeño de la transmisión del GLB 250 4Matic que ofrece 302 caballos de potencia y 295 libras-pie de torque.

Estética interna

La altura y las puertas rectas del GLB facilitan la entrada y salida. No es necesario subirse ni agacharse, solo deslizarse. Una vez adentro, verás que todos los controles están dispuestos de manera lógica y, en poco tiempo, serás capaz de manejarlos sin apartar la vista del camino.

La forma cuadrada del GLB ofrece un espacio amplio en comparación con la mayoría de sus competidores. Sus ventanas altas garantizan una excelente visibilidad hacia el exterior.

Un pequeño inconveniente: las viseras solares son algo reducidas y no cubren por completo al desplazarse hacia los lados del vehículo.

El sistema de climatización funciona eficazmente tanto en días fríos como calurosos para mantener la temperatura deseada.

La forma cuadrada del GLB es sumamente útil para transportar carga. Acomoda objetos grandes y voluminosos, y la baja altura de carga y la compuerta trasera eléctrica de serie facilitan el proceso de carga.

También hay numerosos compartimentos para almacenar tus pertenencias, con amplios bolsillos en las puertas y una consola central de tamaño considerable. Los sujetadores para los vasos mantienen las bebidas en su sitio correctamente.

Para familias, el GLB debería ser una buena elección. Un asiento para niños orientado hacia atrás puede instalarse, siempre y cuando los asientos traseros estén deslizados hacia atrás y los delanteros en una posición razonable.

Tecnología

El GLB destaca por sus avanzadas características tecnológicas. Viene con el sistema de información y entretenimiento MBUX de Mercedes e integración de teléfonos inteligentes Apple CarPlay y Android Auto.

MBUX es un sistema sencillo y eficiente, con múltiples formas de controlar las funciones. A veces tarda un instante en procesar los comandos de voz, pero opera con precisión.

Seguridad

Las ayudas a la conducción incluyen:

  • Mitigación de colisión frontal
  • Alerta de atención del conductor
  • Aviso de punto ciego,
  • Asistente de estacionamiento
  • Carga inalámbrica para dispositivos.

En ruta

El GLB no es especialmente emocionante de manejar, pero supera las expectativas de la mayoría de propietarios de SUV. Los frenos del GLB son fáciles de controlar para detenciones suaves y sorprendentemente potentes en situaciones de emergencia.

En curvas, el GLB se percibe como estable y sólido, y las ayudas a la conducción del GLB son especialmente efectivas.

El control de crucero adaptativo funciona de manera óptima tanto en tráfico denso como en carretera abierta.

En cuanto al asistente de mantenimiento de carril, este puede resultar algo intrusivo al intentar mantener el vehículo en su carril. Sin embargo, estas situaciones son poco comunes.

El GLB ofrece un viaje suave y unos asientos delanteros que permanecen cómodos incluso tras varias horas. Además, destaco cómo el habitáculo se mantiene sorprendentemente silencioso en carretera, incluso sobre superficies rugosas.

Conclusión

El GLB se sitúa entre el GLA, más compacto y asequible, y el GLC, algo más grande y costoso. Es una opción atractiva siempre y cuando se tenga claro lo que se está adquiriendo. Optar por muchas opciones adicionales aumenta considerablemente el precio, y en ese punto convendría considerar el más refinado GLC.

Comparado con otros SUV de lujo extra pequeños, se paga un poco más por el GLB, pero se obtiene mayor espacio, rendimiento y confort. Si bien en algunas áreas la calidad de los materiales puede resultar algo económica, en general el GLB ofrece una buena relación calidad-precio.

Precio: A partir de US $ 60,200

Consumo:  21 mpg ciudad – 26 mpg carretera

To Top