Mas

La interesante historia detrás del distintivo de Mazda

Cada empresa automotriz tiene relatos sobresalientes detrás, a menudo colmados de anécdotas. La historia de Mazda no es menos. La firma japonesa tiene sus inicios en 1920, aunque su emblema no hizo su debut sino hasta varios años más tarde. Aquí está la fascinante anécdota del distintivo de Mazda.

Al retornar a Hiroshima tras una destacada trayectoria como ingeniero en Osaka, Jujiro Matsuda estableció la Toyo Cork Kogyo el 30 de enero de 1920. Esta entidad se dedicó a fabricar corcho para juntas, aislamientos y materiales de amortiguación. Siete años después, reorientó su actividad hacia la producción de maquinaria y pasó a llamarse Toyo Kogyo.

Su logotipo, modesto pero efectivo, presentaba un círculo rojo con dos pequeños segmentos horizontales. Según Matsuda, esto reflejaba el deseo de Toyo Kogyo de hacer aportaciones al mundo a través de la ingeniería, y su firme determinación de progresar sin cesar.

La interesante historia detrás del distintivo de Mazda

Historia logo Mazda

El nombre ‘Mazda’ apareció por primera vez en 1934, cuando la compañía inició la fabricación de motocarros de tres ruedas, alejándose así de la producción de herramientas y maquinaria pesada. Se vio en la necesidad de adoptar una nueva denominación. El nombre elegido fue tomado de Ahura Mazda, el dios persa de la sabiduría, la inteligencia y la armonía. La pronunciación de Mazda también influyó, ya que era muy similar a la de Matsuda.

El emblema era una versión estilizada de la palabra Mazda

Este distintivo se exhibió en los laterales del tanque de combustible del Mazda-Go y adornó una creciente gama de motocarros hasta 1954. No obstante, a partir de 1936, Mazda también adoptó un nuevo logotipo, esta vez inspirado en Hiroshima. El emblema de esta ciudad japonesa, conocida por la bomba atómica que lanzó Estados Unidos en 1945, mostraba tres líneas blancas onduladas sobre un fondo verde, representando los tres brazos del delta del río Ota.

En su modificación, Mazda optó por unas líneas más rectas e introdujo una sutil forma de ‘M’ en el centro de cada una de ellas. Estas tres ‘M’ hacían referencia a Mazda Motor Corporation, mientras que las largas extensiones a ambos lados simbolizaban unas alas que representaban la agilidad, la velocidad y la capacidad para ascender a nuevas alturas. Este símbolo, de inspiración aeronáutica, se aplicó en la parte frontal de numerosas versiones posteriores del Mazda-Go. Se utilizó a lo largo de todo el periodo de posguerra, hasta 1959.

Además del emblema alado, Mazda consideró que necesitaba una marca más clara al comenzar a exportar motocarros al extranjero a partir de 1949. El distintivo que se muestra a continuación, muy sencillo, se registró por primera vez en Taiwán en 1954, reemplazando así la firma caligráfica de 1934. Para 1959, ya estaba registrado en 21 países de todo el mundo.

El primer automóvil de Mazda

Sin embargo, en ese mismo año, Mazda estaba por lanzar su primer coche, el Mazda R360. Por lo tanto, en ese momento decidió crear un distintivo adecuado para un fabricante de automóviles, un emblema que pudiera exhibirse con orgullo en el capó. Lanzado en 1960, el primer vehículo de pasajeros de Mazda era un kei car muy común en Japón. Llevaba en su capó un nuevo y elegante emblema que consistía en un sencillo círculo cromado con una ‘M’ también cromada en su interior, cuyos extremos se prolongaban hacia arriba y hacia abajo hasta tocar el círculo exterior.

A medida que Mazda comenzó a exportar sus vehículos a todo el mundo, este distintivo llamativo de la ‘M’ inscrita en un círculo se aplicó a todos los modelos de la marca. Cuando Mazda presentó el prototipo del Cosmo en 1964, mantuvo esa misma ‘M’, aunque esta vez estaba inscrita en un triángulo de Reuleaux, imitando la forma de los rotores del impresionante motor rotativo de aquel coche.

Cuando el Cosmo entró en producción en 1967, mantuvo su logotipo, pero con detalles plateados sobre un fondo azul para destacar sobre la carrocería blanca del modelo de serie. Esta versión del emblema con el ‘rotor’ se mostraba en el frontal, los tapacubos y el volante del Cosmo. Posteriormente, se siguió utilizando en otros modelos con motor rotativo, como el R130 Luce, el RX-2 y el RX-3. Los modelos con motor no rotativo continuaron llevando el logotipo circular hasta 1975.

De los 70 al presente

Historia logo Mazda

Siguiendo las tendencias de los años 70 y 80, Mazda reemplazó recfindOnecabidaEl emblema fue reemplazado por una tipografía de tres letras en relieve muy simple, donde la letra central ‘Z’ destacaba. Esta modificación se observó en modelos como el RX-7, el 323 y el 626. Este distintivo se usó hasta 1997 en automóviles, camionetas y furgonetas durante un periodo de gran crecimiento para la compañía japonesa.

A principios de los años noventa, resurgió el interés por los logotipos. En 1991, Mazda presentó un diseño que evocaba a un diamante encerrado en un círculo. Un logo inspirado en la imagen de las alas y el sol en un disco lumínico. Un año más tarde, fue rediseñado para evitar parecerse al logo de Renault, que tenía similitudes, suavizando las esquinas del diamante. Esta insignia se usó en las versiones finales del Mazda MX-5 de primera generación.

En 1997 fue presentado el logo que reconocemos en la actualidad. La tipografía que se había introducido en los años setenta fue modificada a azul para reflejar el nuevo color corporativo de Mazda. En el nuevo logotipo, la forma del diamante fue reemplazada por unas alas con forma de ‘V’ que simbolizaban el “crecimiento” y la “mejora”. En 2015 se lanzó una versión actualizada, con la tipografía en plateado y bordes en azul, junto con una versión en un plateado más intenso.

To Top