Pruebas

Mazda CX-5 Turbo Signature del 2023, continúa siendo relevante en un competitivo sector

Han pasado siete años desde que el CX-5 experimentó un rediseño total, y todavía es un modelo actualizado, ya que continúa siendo una excelente alternativa para un SUV pequeño.

El CX-5  no se adapta a la línea emergente de SUV de Mazda, ni coincide con los nuevos estándares de nombres que utiliza el fabricante de autos, pero sigue siendo uno de los principales en su clase.

El Mazda CX5 fue el primer modelo de la marca japonesa en presentar el lenguaje de diseño “Kodo” y el primer vehículo desarrollado por completo con una serie de tecnologías de la marca Skyactiv, incluyendo una plataforma resistente y liviana combinada con una variedad de motores y transmisiones para reducir las emisiones y el consumo de combustible.

Desde 2019, el CX-5 se posiciona por encima del CX-30, que es más compacto.

Variantes y elecciones

El Mazda CX-5 del 2023 es un CUV (crossover) para cinco pasajeros que se comercializa en ocho modelos: S, Select, Preferred, Carbon Edition, Premium, Premium Plus, Turbo y Turbo Signature, el cual fue evaluado.

El Turbo Signature evaluado incluye tapicería de cuero mejorada, adornos de madera, iluminación interior ambiental, sistema de navegación, sistema de cámara de 360 grados, sensores de estacionamiento y frenado automático trasero.

Sistema de propulsión

El motor estándar produce 187 caballos de fuerza y 186 libras pie de torque, mientras que las versiones Turbo y Turbo Signature ofrecen 227 caballos de fuerza y 310 libras pie de torque o 256 caballos de fuerza y 320 libras pie de torque con combustible de 93 octanos. Ambos motores se asocian a una transmisión automática de seis velocidades.

Diseño interior

El habitáculo está diseñado con el conductor en mente, con todos los controles al alcance. El CX-5 ofrece amplitud en la parte delantera y suficiente espacio para la cabeza de las personas altas.

Los asientos delanteros tienen una forma adecuada y en general son cómodos. El asiento trasero es plano en la base, lo que puede generar incomodidad en viajes largos para los pasajeros posteriores. Sin embargo, el respaldo del asiento trasero se puede reclinar para mayor comodidad.

Los ocupantes de los asientos traseros pueden sentirse apretados por los asientos laterales moldeados, lo que también dificulta que un adulto se siente en el medio. El espacio para las piernas en la parte trasera es un poco reducido.

Una posición elevada de manejo, ventanas altas y pilares estrechos hacen que sea sencillo visualizar desde el exterior, a excepción de la visión por encima del hombro. Las ventanas posteriores son algo más pequeñas que las de sus rivales, aunque ofrecen una vista suficiente para minimizar los puntos ciegos. La resolución de la cámara trasera es clara.

El espacio de carga del CX-5 es ligeramente más reducido que el de sus competidores, pero logramos colocar dos maletas grandes sin obstruir la visibilidad trasera.

Tecnología

El sistema de información y entretenimiento es en general fácil de usar. Así como la pantalla de visualización de 10,25 pulgadas es nítida y atractiva. El sistema de navegación integrado disponible también es sencillo de comprender. Los CX-5 con pantalla de visualización frontal pueden proyectar las indicaciones de giro directamente en el parabrisas.

El sistema de control por voz de Mazda se basa en el reconocimiento del habla natural y es eficaz para introducir destinos, llamar a personas y sintonizar estaciones de radio terrestres.

Protección

Además de los airbags, cuenta con reducción de impacto frontal, sistema de detección de punto ciego con alerta de tráfico cruzado trasero, mitigación de cambio de carril y control de velocidad crucero adaptativo. La facilidad de uso de las asistencias avanzadas para el conductor del CX-5 es variada.

El sistema de advertencia de cambio de carril emite un zumbido singular de tono bajo que realmente atrae tu atención. Pero el sistema de detección de punto ciego es demasiado reactivo, incluso se activa al rebasar vehículos que se encuentran varios autos detrás.

En carretera

Nuestro motor con turbocompresor llevó al CX-5 a 60 mph en tan solo 6.6 segundos. Bastante rápido para un SUV pequeño. Su calidez de marcha del CX-5 es firme pero no incómoda. Los baches que atravesamos apenas inquietaron al CX-5 y nunca se sintió deteriorado. Las imperfecciones de la carretera fueron tratadas al instante por su buena amortiguación.

El ruido en su interior solo es notorio a velocidades de autopista. El manejo es donde sobresale el CX-5.

Dado que es nítido y comunicativo, puede tomar curvas a velocidades superiores a las de sus competidores sin chirriar los neumáticos ni sentir que está fuera de control.

El automóvil no se altera por los cambios rápidos de izquierda a derecha. Este es el crossover pequeño con mejor manejo, y creo que no hay duda de eso.

Conclusión

El CX-5 del 2023 brinda satisfacción a un conductor que busca agilidad en un vehículo. Además ofrece un interior de alta gama, un manejo preciso y un precio competitivo.

Este pequeño CUV brinda el mismo placer que podría obtener de un pequeño sedán deportivo, con el beneficio adicional de espacio para llevar todo lo que necesita.

Valor: Desde US $ 27,975 hasta US $ 40,925

Consumo: 22 mpg ciudad – 27 mpg carretera

To Top